SERVIDORAS Y SERVIDORES PÚBLICOS DEL TJAEP PARTICIPARON EN LA CONFERENCIA “DERECHO A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA”, IMPARTIDA POR LA MTRA. ROSA CARMINA PARADA AGUILAR.

 

Magistradas Luz María Aguirre Barbosa y María de Lourdes Dib y Álvarez, reconocieron la amplia trayectoria de la Mtra. Rosa Carmina Parada Aguilar y agradecieron su apoyo para el desarrollo de la Conferencia.

 

Puebla, Puebla, noviembre 19 de 2020.- Como parte de la conmemoración del “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer” el veinticinco de noviembre, la Mtra. Rosa Carmina Parada Aguilar compartió sustancial conocimiento sobre perspectiva de género, al señalar que los derechos humanos de las mujeres son parte inherente de su dignidad humana, que toda persona, no importando el sexo, debe reconocer.

 

 

Dentro del marco jurídico en materia de prevención de la violencia y la discriminación, citó diversos instrumentos internacionales como la Convención de Belém Do Pará, de la cual México forma parte desde 1998.

 

Resaltó que a nivel nacional y estatal existen importantes avances legislativos, pero todo el andamiaje jurídico no es suficiente, si las instituciones y las personas no lo hacemos valer.

 

 

 

Puntualizó en forma relevante lo siguiente:

 

  •  Los patrones de conducta y los roles establecidos son cuestiones culturales que se repiten de manera generacional y traen como resultado la violencia, principalmente en el ámbito privado y ahora debido a la más estrecha convivencia en los hogares debido al COVID-19 el índice de violencia se ha incrementado.

 

  •  Lo que más daña a la dignidad de las mujeres es la discriminación, por las prácticas sociales y culturares basadas en conceptos de inferioridad y de subordinación.

 

  •  Definió la violencia de género como todo acto de violencia que da como resultado daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, siendo su peor manifestación, el feminicidio.

 

  •  El círculo de la violencia se conforma por tres etapas: la luna de miel, fase de tensión y fase de violencia.

 

  • Los medios de comunicación suelen ser agentes promoventes de conductas machistas y violencia de género.

 

  • Ninguna persona debe permitir las prácticas de micromachismo, ya que el mismo parece una acción sutil indirecta, pero construye conductas.

 

La sesión fue impartida en formato interactivo, se desarrollaron dinámicas virtuales que permitieron analizar los principales factores por los cuales se genera y se tolera la violencia.

 

Concluyó reflexionando: la prevención de la violencia es un trabajo cotidiano, para no repetir conductas en la esfera particular y no dejar la responsabilidad total para combatir la violencia de género en manos de las políticas públicas.

 

 

Contáctanos

Si necesitas más información, envíanos un correo aquí.

Sending

Log in with your credentials

Forgot your details?